Las Criptomonedas, sus ventajas y riesgos

Actualizado: 12 de mar de 2019


Desde hace casi una década se han usado las criptomonedas, o monedas digitales, y esto ha permitido conocer sus ventajas y también los riesgos que pueden existir al utilizarlas.

¿Qué Sucede?

El uso de las criptomonedas se ha extendido por muchas partes del mundo y hay personas que han obtenido beneficios al manejarlas, mientras que otras han tenido pérdidas, pues en ambos casos han influido factores económicos entre los que destacan el de la oferta y la demanda.

¿Por qué es Relevante?

Tanto las empresas como los ciudadanos se ven involucrados cada vez más, en operaciones con criptomonedas y por ello es conveniente que conozcan sus orígenes y modo de operación, a fin de poder tomar decisiones que se sustenten en una mayor información sobre este tipo de monedas digitales.

¿Cómo Afecta?

La afectación del uso de las criptomonedas para quien las utiliza, depende de los factores económicos que prevalezcan en el mercado, ya que pueden traducirse en la obtención de beneficios o en la pérdida, por lo que los usuarios deben estar bien informados de su situación, para decidir si invierten en una u otra criptomoneda.

Artículo Completo

La criptomoneda, o criptodivisa (vocablo proveniente del inglés criptocurrency), es un medio legal de intercambio. La primera criptomoneda que comenzó a operar fue el Bitcoin en el año 2009, y posteriormente aparecieron otras con diferentes características y protocolos, tales como el Litecoin, Ethereum, Ripple y Dogecoin.

Las criptomonedas son tipos de monedas digitales, al igual que las monedas virtuales. La moneda digital puede definirse como un tipo de moneda o medio de intercambio en Internet, distinto al físico (que abarca monedas y billetes), el cual posee propiedades similares a las monedas físicas. Tiene la ventaja de hacer posibles transacciones instantáneas y transferencias en segundos.

Durante la década de los años 90’ aparecieron las monedas digitales en los sitios Burbujapunto.com. Una de las primeras fue el E-gold, creada en 1996, la cual estaba respaldada por el oro. Otra moneda de este tipo fue el Liberty Reserve, que surgió en el año 2006. Dichas monedas permitían a los usuarios convertir dólares a euros o viceversa, e intercambiarlos libremente con un cargo del 1%. Posteriormente ambos servicios fueron unificados, pero hubo la presunción de que eran utilizados para lavado de dinero y por este motivo el gobierno de los Estados Unidos los prohibió (Greenberg, Andy:2017).

David Chaum se encuentra entre los precursores que intentaron integrar la criptografía con el dinero electrónico, con la utilización del DigiCash y el Echas, mediante los cuales se utilizaba la criptografía para conservar el anonimato en las transacciones de dinero, aunque había una emisión y liquidación (pago) centralizado. Sin embargo, fue Wei Dai, en 1998, quien desarrolló la idea de crear una criptomoneda como un nuevo tipo de dinero descentralizado que utilizara la criptografía como medio de control, y fue así que surgió el Bitcoin, creado por el desarrollador cuyo pseudónimo era Satoshi Nakamoto y posteriormente fueron creadas las criptomonedas ya mencionadas (Chaum, David: 1983).

Durante los años en que se han manejado las criptomonedas, han captado la atención y el uso de un número creciente de usuarios. A esto coadyuvó en el año 2013, el aumento rápido y considerable del valor del Bitcoin, que permitió a quienes lo utilizaron obtener buenas ganancias, aunque después sufrió un retroceso, como suele suceder con las fluctuaciones económicas (Sagona-Stophel, Katerine:2015).

La utilización de las criptomonedas en actividades ilegales, aunada a las dificultades de los gobiernos de los países de regularlas mediante el establecimiento de una política impositiva, ha sido motivo de controversias. Países como Bolivia ha prohibido el uso de criptomonedas, en junio de 2014. Por su parte, Venezuela también intervino en su contra arrestando a sus dueños por enriquecimiento ilícito, delitos informáticos, financiamiento al terrorismo, y fraude cambiario, aunque posteriormente cambió su política y en 2018 creó el Petro, criptomoneda o moneda digital, basada en la tecnología de la cadena de bloques y respaldada por las reservas de varios recursos naturales como el petróleo, el oro, diamantes y gas (Silva, Jorge:2017).

Aunque ha crecido el uso de las criptomonedas, debido a que fácilmente pueden utilizarse o intercambiarse, aún no tienen un uso extenso. Además, existe riesgo en su manejo debido a su volatilidad.

Cabe señalar que los entes reguladores de varios países han mostrado recelo con respecto a éstas, e inclusive han adoptado una política dirigida a disuadir a los usuarios con respecto a su utilización. Además, han llegado a opinar que es la moneda anónima más atractiva para los criminales, lo cual contrasta con la intención de sus creadores. Otro factor que los legisladores han señalado es que cualquier persona con los conocimientos técnico adecuados puede expedir una moneda digital. Incluso se ha considerado que las criptomonedas podrían equipararse a la emisión de bonos con cero intereses, en los que no hay una seguridad clara detrás de ellos, y en consecuencia no hay una obligación real para que el emisor pague una cantidad, lo cual significa que un emisor que tenga buenos dividendos con la venta de su moneda, ganar dinero real a costa de los usuarios y dejarlos sin ganancias.

Debido a lo expresado, hay países que estudian la posibilidad de crear una regulación adecuada para su uso, lo cual no resulta fácil a causa de su volatilidad y riesgo, debido a que las monedas común y corrientes tienen un control que los gobiernos pueden ejercer sobre ellas, con base en una normatividad establecida al efecto (Gessell:2015).

Quienes están a favor de las criptomonedas opinan que en sus sistemas existe garantía, seguridad, integridad y equilibrio de sus estados de cuenta (contabilidad), por medio de un entramado de agentes (transferencia de archivo segmentada o transferencia de archivo multifuente), que se verifican (desconfían) mutuamente llamados mineros, que son, en su mayoría, público en general y protegen activamente la red (el entramado), al mantener una alta tasa de procesamiento de algoritmos, con la finalidad de poder recibir una pequeña ganancia que se reparte en forma aleatoria.

Afirman que para romper la seguridad existente en una criptomoneda es matemáticamente posible, pero el costo para conseguirlo sería muy alto, por lo que no resultaría conveniente.

Las criptomonedas hacen posible el llamado internet del valor, conocido por las siglas IoV (del inglés internet of Value), también llamado Internet del dinero: son aplicaciones de Internet que permiten el intercambio de valor en forma de criptomonedas. Este valor pueden ser contratos, propiedad intelectual, acciones o cualquier propiedad de algo con valor. Las cosas de valor ya se podían intercambiar antes usando sistemas de pago como Paypal; sin embargo, la diferencia entre pagar con Paypal y hacerlo con una criptomoneda, consiste en que pagar con Paypal requiere que el pago se haga a través de redes privadas como las de las tarjetas de crédito y bancos, mientras que el pago usando criptomonedas no tiene intermediarios. Va directamente del comprador al vendedor. De esta forma, se tiene un sistema de transferencia universal de valor, libre de intermediaciones.

Quienes apoyan la utilización de las criptomonedas, opinan que las ventajas de su utilización consisten en que:

  • Reduce el coste de la transacción, ya que no hay intermediación.

  • Reduce los tiempos. Aunque los pagos por Internet son rápidos, las liquidaciones entre las partes llevan su tiempo y el vendedor recibe el importe días después del pago. Con las criptomonedas, la demora es del orden de minutos.

  • Elimina la necesidad de usar agentes financieros para realizar transacciones (Surowiecki, James:2011).

Los años venideros serán determinantes para el desarrollo y la regulación de las criptomodedas. Mientras tanto, de cada uno de nosotros depende su posible uso, o continuar utilizando los métodos tradicionales.

Bibliografía:

  1. Greenberg, Andy. Crypto Currency: Forbes, 24 de abril de 2011.

  2. Chaum, David. Blind Sintarures for Untraceable Payments. Advances in Cryptology Proceedings of Crypto, 199-203.

  3. Sagona-Stophel, Katherine. Bitcoin 101 with paper. 27 de febrero, 2015.

  4. Silva, Jorge. El Petro, la Criptomoneda Venezolana, 2017.

  5. Gessell. El Orden Económico Natural. 2015, 28 de julio.

  6. Surowiecki, James. Cryptocurrency, MIT Technology Review, 2015, 28 de julio.

© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter