Trump Impone Aranceles al Acero y Aluminio de México, Canadá y la Unión Europea

Actualizado: 12 de mar de 2019


En uno de sus arranques característicos, el presidente Trump impuso aranceles al acero y el aluminio a México, Canadá y la Unión Europea, sin tomar en cuenta las repercusiones que esto traerá inclusive para su propio país.

¿Qué Sucede?

Aunque los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México continúan con las negociaciones relacionadas con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) , la medida de poner aranceles al acero y aluminio que se importa de sus socios comerciales y también a los de la Unión Europea, ha provocado reacciones diversas, ante las consecuencias económicas que esto provocará.

¿Por qué es Importante?

Dicha medida arancelaria, que se suma a la adoptada contra China recientemente, puede ser el inicio de una guerra comercial que provoque un efecto desestabilizador de la economía mundial y perjudique a los productores y consumidores de manera general, además de enturbiar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

¿Cómo Afecta?

Según la Canacero, las medidas arancelarias afectan directamente a una industria que en México emplea a 47,000 personas y cuantifica los daños económicos en 2,000 millones de dólares, a los que habría que sumar otros 2,000 millones en otras industrias, como la de autopartes. De igual manera resultan afectados algunos empresarios estadounidenses y los consumidores de los países involucrados.

Artículo Completo

Durante la mañana del jueves 31 de mayo del presente año, el gobierno del presidente Trump, a través del secretario de Comercio estadounidense Wilbur Ross, anunció que a partir del día siguiente impondría aranceles a las importaciones de aluminio (10%) y acero (25%) provenientes de Europa, Canadá y México.

Al respecto Ross comentó que las conversaciones con México y Canadá sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), han tardado más de lo que se había previsto y las negociaciones con la Unión Europea, aunque presenta algunos avances, no son suficientes para merecer la exención.

John Bozzella, presidente del gremio automotriz en los Estados Unidos de América, que aglutina marcas tales como Nissan, Toyota, Suzuki, Kia, Hyundai y Ferrari, entre otras, consideró como “decepcionante” la medida arancelaria del gobierno del presidente Trump impuesta a México, Canadá y países de la Unión Europea, debido a que se trata de una acción contraproducente, porque aumentará los precios de los vehículos en ese país y esto afectará a los productores estadounidenses y a sus clientes.

Las reacciones de los países involucrados no se hicieron esperar, y Canadá impondrá aranceles compensatorios sobre 16,600 millones de dólares canadienses (12,800 millones de dólares) sobre exportaciones de Estados Unidos y desafiará los gravámenes sobre el acero y el aluminio dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la Organización Mundial de Comercio, dijo este jueves la canciller Chrystia Freeland.

“Tenemos que creer que en algún momento prevalecerá el sentido común”, afirmó, en tanto, el primer ministro canadiense Justin Trudeau en una conferencia de prensa, horas después de que Estados Unidos afirmó acerca de la imposición de aranceles sobre el aluminio y el acero importados desde Canadá, México y la Unión Europea.

Por lo que alude al gobierno mexicano, al conocer el anuncio del gobierno estadounidense de imponer aranceles al acero y aluminio a nuestro país, contraatacó en minutos con medidas similares, ya que la Secretaría de Economía respondió que impondrá aranceles a diversos productos como aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación que cause la decisión de la administración de Donald Trump y aclaró que esta medida se mantendrá hasta que el país vecino elimine dichos aranceles. Lo curioso del caso es que el gobierno del presidente Trump adoptó dichas medidas arancelarias bajo el criterio de seguridad nacional, lo cual resulta absurdo e increíble.

Cabe señalar que el acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros. México es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos.

A pesar de las acciones realizadas, México ha reiterado su apertura al diálogo constructivo con Estados Unidos, su apoyo al sistema comercial internacional y su rechazo a las medidas proteccionistas unilaterales.

La medida arancelaria del presidente Trump forma parte de la presión relacionada con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin embargo, esta acción proteccionista afectará a algunas entidades estadounidenses. Concretamente los estados de Michigan e Indiana sufrirían un impacto negativo en la parte acerera; en el sector agrícola Iowa, California y Arkansas. De igual manera, Washington, estado exportador de manzanas, tendría afectaciones, e Idaho en productos como el queso, según informó el Departamento de Comercio de dicho país.

Los aranceles del 25% y 10% para las importaciones de acero y aluminio de Estados Unidos desde México, respectivamente, ponen en juego 50,000 empleos y 1,500 millones de dólares (mdd), en especial dentro de la industria siderúrgica nacional, de acuerdo con expertos.

Según algunas estimaciones, el impacto por las exportaciones hacia Estados Unidos desde México sería de 1,500 mdd, por el envío de diferentes tipos de acero como el alambrón, con el cual se fabrican tornillos y clavos, y por dicho material para elaborar láminas y tuberías. Además, por fundición de hierro, México le vende a Estados Unidos alrededor de 1,791 mdd y 4,500 mdd en producto, así como 1,000 mdd de aluminio y manufacturas, según datos al 2017.

“Estas medidas lo único que generan es encarecer al consumidor final y a los productos que manufacturamos entre las tres naciones”, señaló por su parte Luis Aguirre Lang, presidente de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX), en conferencia con medios.

Según Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, la imposición de aranceles al acero y aluminio por parte de Estados Unidos, dificulta la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y espera que dicho gobierno no adopte la misma medida con otros productos. Añadió que muchos empresarios del país vecino están inconformes con los aranceles impuestos pues perjudican a ambas naciones. En el caso de México se estima un daño de 2,700 millones de dólares.

El presidente del CCE mencionó que sólo se impondrán más aranceles en respuesta a los que decida establecer el gobierno estadounidense, ya que “México no tiene la estrategia de golpear, simplemente de responder y de seguir sentados en la mesa”. Consideró que entre los productos que podrían ser afectados con las medidas impositivas implementadas se encuentran los embutidos, las lavadoras y refrigeradores, por lo que se han iniciado acciones para traerlos de otros países, en mejores condiciones económicas.

Según el Senador Lamar Alexander, los aranceles establecidos constituyen un gran error, porque aumentarán los precios y eliminarán empleos de manufactura, especialmente en la industria automotriz, básicamente un tercio de todos los empleos de manufactura en Tennessee.

De acuerdo con la Canacero, la medida arancelaria afecta directamente a una industria que en México emplea a 47,000 personas y cuantifica los daños económicos en 2,000 millones de dólares, a los que habría que sumar otros 2,000 millones en otras industrias, como la de autopartes.

Algunos expertos opinan que Donald Trump está dispuesto a iniciar una guerra comercial debido a que considera que Estados Unidos puede ganarla, pero también porque en su visión del mundo piensa que EU puede funcionar como una isla y no comparte los pronósticos que auguran una recesión mundial, en caso de generar una guerra comercial. Esto se reafirma por el hecho de que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, al referirse a las represalias de los países afectados por estas medidas, dijo que dichas acciones representan menos del 1% del PIB de Estados Unidos, tratando de minimizarlas.

Lo cierto es que los perjudicados con los aranceles son los consumidores de los países involucrados, ya que el acero y el aluminio son componentes muy importantes en el costo de los vehículos.

Existe la esperanza de que Trump rectifique, si tomamos en cuenta que varios de los productores de Estados Unidos pertenecen a estados de mayoría republicana y ellos podrían presionar para remediar la situación.

En el caso de México nuestros importadores deberán de encontrar proveedores alternativos, para tratar de disminuir sus mermas económicas.

En lo que se refiere a los países europeos, la puerta para negociaciones comerciales con Estados Unidos está cerrada por el momento, según dijo en una conferencia en Bélgica, la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Mälmstrom, luego de la decisión de Washington de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio del bloque. Consideró que lo adecuado era negociar previamente como amigos e iguales, antes de tomar una decisión unilateral. Agregó que el bloque europeo interpondrá hoy mismo demandas contra Estados Unidos y China ante el Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y afirmó: “si los países en el mundo no cumplen con las reglas comerciales, el sistema podría colapsar”.

La demanda contra China se debe a la acusación del bloque de “socavar los derechos de propiedad intelectual de las empresas europeas”. Agregó que Las empresas europeas que llegan a China “se ven obligadas a conceder la propiedad o los derechos de uso de su tecnología a entidades nacionales chinas”, algo que viola “las obligaciones de la OMC de tratar a las empresas extranjeras en pie de igualdad”, indicó la comisaria.

Bibliografía

*El Economista, 31 de mayo de 2018.

* Forbes, 1° de junio de 2018.

© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter