Andrés Manuel López Obrador y su Estrategia para Adelgazar la Estructura Gubernamental

Actualizado: 12 de mar de 2019



López Obrador ha dado a conocer una estrategia para reestructurar y adelgazar gran parte de las instancias federales del país.

¿Qué Sucede?

Durante muchas décadas en las que mantuvo el poder el Partido Revolucionario Institucional, la estructura del gobierno federal creció en forma desproporcionada y durante la alternancia panista se mantuvo el mismo esquema. Ante la llegada de un gobierno de izquierda a la presidencia de la república, se plantea una nueva estrategia de adelgazamiento para generar ahorros presupuestales.

¿Por qué es Importante?

La estrategia que plantea el gobierno izquierdista que asumirá el poder el 1° de diciembre del 2018, está enfocada a generar ahorros presupuestales, pero habrá que ver si puede atender todos los asuntos y atribuciones que se derivan de la normatividad aplicable.

¿Cómo Afecta?

La nueva estrategia presenta una disyuntiva, ya que desde el punto de vista económico está enfocada al ahorro y a un adelgazamiento del aparato burocrático, lo que podría resultar positivo, pero habrá que ver si la nueva estructura es capaz de responder al cumplimiento de la normatividad específica y no generar un acaparamiento del poder que se traduzca en cuellos de botella en lo relativo a las decisiones y la fluidez de los asuntos de su competencia.

Artícuo Completo

Después de ocurridos los sismos de 1985 que colapsaron la Ciudad de México, el centralismo de las actividades gubernamentales, económicas y administrativas que desde entonces era muy marcado, generó la idea en el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado, de impulsar la descentralización y la desconcentración de varias instancias, e inclusive se pensó ya en ese entonces, en trasladar algunas secretarías a diferentes estados del país (de hecho el Instituto Nacional de Estadística y Geografía cambió su sede a la ciudad de Aguascalientes), y además se fortaleció a las delegaciones federales que operaban en las entidades federativas, a fin de evitar el traslado de los empresarios y los particulares, para realizar trámites en la capital mexicana, lo cual resultó benéfico y acertado.

Asimismo, se abrió la posibilidad para los servidores públicos que así lo desearan, de trasladar sus plazas a dependencias ubicadas en el interior de la república y pagarles el menaje de casa para incentivarlos, y por cierto mi esposa y yo aprovechamos la oportunidad para mudarnos a Guadalajara, donde residimos desde hace más de treinta años.

Sin embargo, cuando la situación volvió a la normalidad, también regresó la tendencia al centralismo, e inclusive se acentuó en muchos ámbitos, entre los que podemos citar el aeroportuario, que concentra en la terminal aérea del país la mayoría de los traslados a cualquier parte del interior y del exterior.

Esto viene a colación, porque Andrés Manuel López Obrador, ganador de las elecciones presidenciales, anunció una profunda reestructuración del aparato burocrático federal, que implicará la desaparición de todas las delegaciones federales para crear 32 coordinaciones, además del traslado paulatino de las secretarías de Estado a diversas ciudades del país y la eliminación de las áreas de comunicación social.

Nuevamente, López Obrador señaló que entre las prioridades de su mandato presidencial estarán el combate a la corrupción, a la impunidad y el ejercicio de un gobierno austero.

Informó también que desaparecerán las delegaciones federales en los estados, debido a que en algunos casos sumaban hasta 20 por entidad. En su lugar, serán nombrados 32 coordinadores, que concentrarán esa función.

López Obrador dijo que su decisión de eliminar dichas delegaciones se debe al plan de austeridad, y aseguró que no habrá ningún riesgo para los trabajadores de base, mas no así para los mandos superiores.

A continuación, se presenta la lista de coordinadores estatales, dada a conocer por Andrés Manuel López Obrador:

Aguascalientes: Aldo Ruíz.

Baja California: Jaime Bonilla

Baja California Sur: Víctor Castro

Campeche: Katya Meave

Chiapas: José Antonio Aguilar

Chihuahua: Juan Carlos Loera

Ciudad de México: Cristina Cruz

Coahuila: Reyes Flores

Colima: Indira Vizcaíno o Alejandro Álvarez

Durango: Enrique Novelo

Guanajuato: Mauricio Hernández

Guerrero: Amílcar Sandoval

Hidalgo: Abraham Mendoza

Jalisco: Carlos Lomelí

México (Estado de): Delfina Gómez Álvarez

Michoacán: Roberto Pantoja

Morelos: Rabindranath Salazar

Nayarit: Miguel Ángel Navarro

Nuevo León: Blanca Díaz Delgado

Oaxaca: Nancy Ortiz

Puebla: Rodrigo Abdala

Querétaro: Gilberto Herrera Ruíz.

Quintana Roo: Alberto Abreu

San Luis Potosí: Gabino Morales

Sinaloa: Jaime Montes Salas

Sonora: Jorge Taddei

Tabasco: Carlos Merino

Tamaulipas: José Ramón Gómez

Tlaxcala: Lorena Cuéllar

Veracruz: Manuel Huerta

Yucatán: Joaquín Díaz Mena

Zacatecas: Verónica Díaz.

López Obrador comentó que sigue adelante con su plan de descentralizar las dependencias federales hacia los estados, aunque será un proceso paulatino, que podría comenzar con el traslado de la Secretaría de Turismo a Quintana Roo.

“El proceso de descentralización es, como ya lo expliqué, un proceso, va a llevar tiempo, pero sí vamos a cumplir el compromiso de descentralizar el gobierno federal. No (hay una fecha límite), es un proceso. Yo espero que en el primer año ya tengamos algunas (dependencias) en los estados, y poco a poco se va a ir avanzando”, según expresó.

Bajo ese criterio, la Secretaría de Agricultura se trasladará a Ciudad Obregón y la de Turismo a Chetumal y las demás también serán reubicadas.

Agregó que: “van a reducirse los cargos que se duplican”, al anunciar la desaparición de las áreas de comunicación que existen actualmente en todas las dependencias del gobierno federal. “Ya no va a ser así; se va a concentrar toda la comunicación del gobierno en una sola entidad”, informó.


Imagen: politico.mx

El futuro presidente de México señaló también que, aunque las cámaras de Senadores y Diputados son órganos autónomos, no están exentos de cumplir con reglas de austeridad.

“Es que está ya en la Constitución, en el 127, que rige para todos, lo que pasa es que ese artículo no se ha podido aplicar, es letra muerta, porque hace falta una ley reglamentaria”, comentó.

Hizo notar que la reestructuración del gobierno federal ya vendrá incluida en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2019, y afirmó que los recursos (que se ahorren) se destinarán a un aumento de salarios a soldados, marinos, enfermeras, médicos y maestros.

Otro dato importante que dio a conocer López Obrador consiste en que no habrá atención médica privada para los altos funcionarios públicos., ni habrá caja de ahorro especial para los altos funcionarios públicos. Aseguró además, que se venderá toda la flotilla de aviones y helicópteros del gobierno.

Por lo que alude a las pensiones de los expresidentes, reiteró que se terminarán durante su mandato, y desaparecerán del presupuesto para el 2019. Señaló asimismo, que más adelante presentará lo que denominó un plan completo de austeridad republicana.

De igual manera, dijo que en breve dará a conocer los lineamientos para desterrar la corrupción en el país, y reconoció que al ser uno de sus compromisos de campaña, cumplirá con una de las demandas principales de los mexicanos y de los ciudadanos que confiaron en él en la elección.

No cabe duda que las medidas anunciadas son innovadoras, pero se requerirá de una estrategia económica, jurídica y política muy bien sustentada, para lograr los resultados pretendidos.

Bibliografía

1. Jorge Monroy, El Financiero, 12 de julio de 2018.

2. Foro Sobre Avances Registrados en Materia de Descentralización y Desconcentración Administrativa en Jalisco. Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Jalisco, 1988.


© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter