La Ley del Servicio Civil de Carrera de Jalisco es Letra Muerta



La Ley del Servicio Civil de Carrera del Estado de Jalisco no se aplica, y no se aprovecha la experiencia y preparación de los mandos medios en el estado y municipios.

¿Qué Sucede?

Aunque existe una Ley de Servicio Civil de Carrera, no ha sido aplicada por los gobiernos estatal y municipal en Jalisco y esto provoca la falta de capacitación de servidores públicos para mantener sus puestos y especializarse en sus funciones, además de una rotación en los mandos intermedios de las respectivas administraciones.

¿Por qué es Importante?

De aplicarse la Ley de Servicio Civil de Carrera se lograría una especialización de los servidores públicos mediante la capacitación y podría mejorarse el desempeño de los mismos en sus respectivas responsabilidades.

¿Cómo Afecta?

El hecho de no aplicar la Ley del Servicio Civil de Carrera provoca efectos negativos, al no capacitar a los servidores públicos (especialmente los de mandos intermedios), para especializarse en las funciones que realizan y lograr la permanencia en sus puestos.

Artículo Completo

Ante la proximidad del término de la administración estatal en Jalisco, el 5 de diciembre y de las municipales a fines de septiembre, los servidores públicos de cada una de ellas experimentan el nerviosismo y la incertidumbre de conocer a sus nuevos jefes y colaboradores. Además, en el caso de quienes son empleados de confianza, su temor se agudiza, porque tiene un alto riesgo de ser despedidos, ya que por lo regular, los funcionarios de alto nivel que llegan a las dependencias traen a “su equipo” y requieren del mayor número de plazas, para cumplir compromisos políticos, sin tomar en cuenta que existe la Ley del Servicio Civil de Carrera.

Resulta curioso advertir que la mencionada Ley del Servicio Civil de Carrera se incluyó como un Título más de la Ley de Servidores Públicos del Estado de Jalisco y sus Municipios desde el año 2003, pero aunque está vigente, en la práctica no se aplica.

Todos hablamos de los servidores públicos, pero ¿cómo los define y clasifica la ley de la materia?

Es toda persona que preste un trabajo subordinado físico o intelectual, con las condiciones establecidas como mínimas por dicha ley, a las Entidades Públicas (dependencias u organismos), en virtud del nombramiento que corresponda a alguna plaza legalmente autorizada.

Se presume la existencia de la relación de servicio público entre el particular que presta un trabajo personal y la Entidad Pública que lo recibe, salvo los casos de asesoría, consultoría y aquellos que presten servicios al Gobierno, los cuales no se regirán por la presente ley, ni se considerarán como servidores públicos.

Por lo que se refiere al Servicio Civil de Carrera, según lo dispuesto en el artículo 152 de la Ley, es el proceso a través del cual se logra la eficiencia y eficacia de la administración pública, a través de la selección, incorporación y desarrollo profesional de los servidores públicos.

En el artículo 154 se señala que el Servicio procurará el desarrollo profesional de los servidores públicos, su estabilidad laboral, la calificación de sus habilidades, capacidades y desempeño.

Serán incorporados al servicio civil de carrera los servidores públicos que cumplan con los requisitos previstos en la Ley y por los ordenamientos dictados por las propias Entidades Públicas (artículo 155).

Quedan excluidos del Servicio, conforme al artículo 156:

  1. Los servidores públicos de elección popular.

  2. El Titular de la Entidad Pública y los servidores públicos que hubiere designado y que dependan directamente de él.

  3. Los servidores públicos cuyo nombramiento tenga por disposición legal un procedimiento especial; y

  4. Los demás que su Reglamento Interno señale.

El titular de cada una de las Entidades Públicas elaborará su propio Reglamento Interno en el cual se establecerán entre otros aspectos, la organización, funcionamiento y operación del Servicio. Asimismo, en el Poder Ejecutivo Estatal habrá un solo Reglamento Interior aplicable para todas sus dependencias (artículo 157).

Lo anterior resulta significativo, ya que de cumplirse cabalmente con lo establecido en el Servicio Civil de Carrera, podría haber continuidad de los Directores de Área y Coordinadores, o niveles de este tipo, de una administración estatal o municipal a otra, siempre y cuando hubieran cumplido con lo establecido en el mismo.

En el artículo 158 se prevé que los servidores públicos de base se regirán por el Reglamento de Escalafón de cada una de las dependencias y Entidades Públicas, independientemente de la capacitación y desarrollo profesional que se proporcione dentro del Servicio.

Los servidores públicos incorporados a los Servicios de Salud Jalisco y a la Secretaría de Educación del Estado, que cuenten con su propio sistema de profesionalización y desarrollo, se regirán por sus reglamentos y normas de operación respectivos.

En lo que alude a los servidores públicos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (ahora Fiscalía), y los elementos de la Policía Investigadora, en cuestión de promoción, ascenso y capacitación especializada, se regirán por lo establecido en la normatividad correspondiente.

Los elementos de los cuerpos de seguridad pública del Estado y municipios que cuenten con algún reglamento y programas en materia de promoción, ascenso y capacitación especializada, se regirán en su caso, por lo establecido en los mismos.

Quienes desempeñen algún puesto del Servicio, tendrán los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro servidor público y únicamente podrán ser cesados de su cargo cuando exista causa justificada de conformidad a la propia Ley y a la de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Jalisco y sus Municipios (artículo 159).

Aunque desde hace 15 años se reformó la Ley para los Servidores Públicos del Estado Jalisco para incluir el servicio civil de carrera en la administración pública, los Gobiernos estatal y municipales, así como sus organismos descentralizados, han incumplido con esta obligación.

De las 14 secretarías del Gobierno estatal, considerando a la Fiscalía General del Estado y la Contraloría, solo la Secretaría de Educación cumple con una parte del ordenamiento. Ante la obligación de acatar la normatividad federal, esta secretaría sí aplica varios aspectos relacionados con el servicio de carrera.

La reforma que creó la Ley del Servicio Civil de Carrera, pretendía implementar los procesos necesarios para consolidar la “eficiencia y eficacia” de la administración pública a través de la selección, incorporación y desarrollo profesional de servidores públicos; sin embargo, no se ha aplicado.

Esta misma situación se presenta en los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco, pues tampoco han regulado las plantillas laborales bajo el modelo de servicio civil de carrera, pese a que fue una de las promesas de campaña. En Guadalajara prometieron impulsar el servicio civil de carrera para evitar la improvisación y la experimentación en el desarrollo y la gestión de la ciudad, pero no se llevó a cabo.

Funcionarios de la Secretaría de Turismo dijeron que tampoco se aplica el servicio civil de carrera y la normatividad le corresponde a la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas.

Las secretarías de Desarrollo Rural, de Infraestructura y Obra Pública, y la Secretaría General de Gobierno, admitieron que no han instrumentado el servicio civil de carrera.

De igual manera, se confirmó que en la Secretaría de Cultura tampoco se ha puesto en marcha el servicio civil de carrera y algunos funcionarios dijeron: “No corresponde a la dependencia la elaboración del reglamento”, aunque aseguraron que sí cuentan con un reglamento de escalafón que se aplica para cubrir las vacantes de base.

Las que omitieron responder y explicar su incumplimiento fueron la Contraloría del Estado y las Secretarías de Salud, Desarrollo e Integración Social y Trabajo y Previsión Social, así como la Fiscalía General. Los responsables de organismos descentralizados y autónomos como el Instituto de Ciencias Forenses, la Comisión Estatal del Agua y SIAPA, tampoco respondieron.

El Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado tampoco ha puesto en marcha el servicio de carrera, pero informó que habrá un esquema como parte de los sistemas nacional y estatal anticorrupción. Por su parte, el Code se limitó a responder que la Ley Estatal de Cultura Física y Deporte es la que rige al organismo, y la que señala los requisitos para la designación del director general”.

En total, suman 30 mil burócratas municipales sin perfiles avalados por el servicio, mientras que en los organismos públicos descentralizados del Estado y organismos autónomos la historia de omisiones se repite con la contratación y mantenimiento en la nómina de empleados que laboran sin dichas bases profesionales.

Se les consultó a los funcionarios de los Ayuntamientos del área metropolitana que informaran cuántos servidores públicos forman parte del servicio civil de carrera, así como cuántos han sido ascendidos en lo que va de las administraciones, pero ninguno respondió.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), las alcaldías son una institución diseñada para el fracaso, por factores como el bajo nivel de profesionalización de sus empleados.

El mismo cuestionamiento aplicó para el Poder Ejecutivo y algunos OPD. “El poder Ejecutivo está desarrollando la normativa reglamentaria que permitirá la respectiva implementación”, se informó en la Secretaría de Desarrollo Económico.

Para evitar que se incumpla con el servicio civil de carrera, la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf) prepara una iniciativa de ley que facilitará y obligará su implementación. Contempla sanciones en caso de que la normativa se ignore. Cabe señalar que esta misma promesa se hizo en la administración pasada.

Se dijo también que el fundamento legal del Servicio Civil de Carrera contempla sólo la selección, incorporación y desarrollo profesional de los servidores públicos. Se buscará designar áreas que definan procesos de planeación y clasificación de puestos, reclutamiento, reingresos y licencias, y mecanismos de capacitación y ascensos.

Se explicó que, una vez definidas las necesidades del personal, iniciará el proceso de reclutamiento con la creación y publicación de las convocatorias y entrevistas de los aspirantes.

La ley debe contemplar cómo deben ser las convocatorias y la obligatoriedad para que se publique una para cada puesto disponible.

Propuestas sobre la Ley:

• La iniciativa también contempla la definición del procedimiento de integración de los candidatos de una plaza concursable con los nombramientos específicos para cada cargo.

• Entre los rezagos también destaca la capacitación obligatoria, por lo que se buscará que queden definidos los diversos tipos de capacitación, la inducción para el primer ingreso, los cursos obligatorios para la especialización de conocimientos técnicos y una política de formación para ascensos.

• Establecer una política de permanencia, para poder ser sujeto de ascenso.

• Evaluación del desempeño de los servidores públicos que formen parte del sistema civil de carrera, pues hasta ahora sólo se contemplan evaluaciones para ingresar a un nuevo puesto.

• Incluir un esquema de derechos, obligaciones, recursos de inconformidad y sanciones para los servidores públicos incorporados al servicio profesional de carrera.

• Proteger y estimular por el servicio civil de carrera a los funcionarios y empleados competentes a fin de que los buenos elementos sean los que tengan permanencia y ascensos.

Alberto Aziz Nassif, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, considera que el servicio civil de carrera ha fracasado porque la clase política lo impide. “Tenemos una clase de corta mirada con una incapacidad sistemática para generar mecanismos eficientes”, ha opinado.

Al no existir incentivos que premien la productividad,dice, se produce una burocracia “ineficiente” que depende del gobierno en turno que politiza los cargos y puestos, lo que puede derivar en casos de corrupción.

Para el investigador, el problema es que el ciudadano es el principal afectado por el fracaso del sistema civil de carrera, pues es quien tiene que lidiar con la burocracia al hacer sus trámites, servicios o recibir servicios públicos. Y al no existir incentivos para los servidores que hacen bien su trabajo, “a final de cuentas lo que quieren es quedar bien con el jefe para conservar la chamba en lugar de con el ciudadano para que pueda ser una burocracia eficiente como sucede en muchos países europeos”.

Entre los casos de excepción, la Secretaría de Movilidad y la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, han llevado a la práctica mecanismos para profesionalizar a sus empleados y concursar los cargos o nombramientos a partir de su desempeño.

Por otra parte, en el Congreso del Estado se informó que cuentan con un reglamento del servicio civil de carrera, pero no se precisó cuántos servidores públicos trabajan bajo este sistema, ni cuántos han sido ascendidos en lo que va de la presente Legislatura.

Entre los cumplidos también destaca el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, que se rige por el servicio profesional nacional instrumentado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Como puede advertirse, existen bases jurídicas vigentes relacionadas con el Servicio Civil de Carrera y si se cumpliera, permitiría aprovechar la experiencia de varios mandos intermedios que conocen bien sus funciones y se han capacitado para mejorar su desempeño, pero todo parece indicar que como lo han hecho las administraciones estatales y municipales anteriores en Jalisco, no lo aplicarán, y seguirá siendo letra muerta.

Lo anterior contrasta con lo que ocurre en el ámbito federal, en el cual existe el servicio profesional de carrera que se encuentra reglamentado, vigente y opera de manera eficiente.

Debería de ser un ejemplo para Jalisco, expedir una normatividad similar y desarrollar un sistema eficiente, para lograr la continuidad en áreas intermedias.

Bibliografía

* Ley de Servidores Públicos del Estado de Jalisco y sus Municipios. D.O. 7 de abril de 1984 (contiene la Ley del Servicio Civil de Carrera del 2003).

* El Informador”. 24 de julio de 2017.


© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter