La Desigualdad Obstaculiza el Desarrollo Económico de México

Actualizado: 12 de mar de 2019



Según el Estudio Económico para América Latina y el Caribe 2018 de la CEPAL, la desigualdad es uno de los problemas principales que inhibe el desarrollo económico de México.

¿Qué Sucede?

La desigualdad de género, de ingresos y en materia económica, obstaculizan el desarrollo económico de nuestro país y debido a ello la Comisión Económica para América latina y el Caribe, así como Andrés Manuel López Obrados y su equipo de asesores, están trabajando para diseñar estrategias dirigidas a cambiar esa situación.

¿Por qué es Importante?

Durante muchas décadas la desigualdad en México, bajo distintas formas, ha impedido que se logre un verdadero desarrollo económico y los distintos gobiernos no han sido capaces de revertir esta situación, por lo que es uno de los temas prioritarios para la administración gubernamental que encabezará López Obrador.

¿Cómo Afecta?

La desigualdad produce efectos negativos en el país, debido a que no permite un desarrollo equilibrado y afecta de manera importante a la mayor parte de la población en México, por lo que el próximo gobierno deberá atacar este problema a fondo.

Artículo Completo

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), al ser entrevistada después de la presentación del Estudio Económico de América Latina 2018, señaló que uno de los problemas principales que obstruye el crecimiento económico en México es la desigualdad, y al respecto, el presidente electo y su equipo de trabajo, han destacado la necesidad de atacar ese tema, así como las diferencias que prevalecen en desigualdad de género, de ingresos y la desigualdad económica entre las regiones del país.

Destacó que en la CEPAL llevan 10 años trabajando en las distintas vertientes que abarca la desigualdad y dijo que en la publicación: “La Ineficencia de la Desigualdad”, se aborda desde el punto de vista económico cuál es el costo de la desigualdad, la cual “…conspira contra el crecimiento económico y por consecuencia contra la inversión, que es uno de los motores para el desarrollo de las naciones”, afirmó.

Recalcó que se precisa reducir las diferencias económicas en las distintas regiones de México, debido a que en éstas impera la cultura de los privilegios y se requiere cambiar ese enfoque equivocado.

En la obra mencionada se demuestra la importancia de establecer la igualdad de oportunidades, en áreas como la salud y la educación, lo que propiciaría un crecimiento económico relevante.

Alicia Bárcena explicó que el crecimiento con inclusión y el crecimiento que carece de ésta, tienen como diferencia la productividad, que resulta determinante para impulsar el desarrollo.

Dijo además que al potencializar la igualdad se produce crecimiento económico por la vía del consumo, e hizo notar que la reducción o eliminación de la pobreza mediante el acceso a la educación y al empleo, se manifiesta de manera positiva en el mercado interno.

Al respecto, citó el caso de Brasil durante el gobierno de Lula da Silva, quien logró sacar a 40 millones de personas de la pobreza mediante un programa de consumo masivo, para lo cual, con la aplicación de recursos de la industria de ese país, financió la integración de las familias más vulnerables al sistema educativo y al mercado nacional, además de potencializar el consumo de éstas para reactivar la economía.

A propósito de lo comentado, Alicia Bárcena destacó que entre las propuestas del nuevo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, destaca la política de inclusión social, cuyo propósito es incrementar el ingreso de las familias mexicanas, a fin de incentivar el consumo interno y al respecto mencionó el proyecto de duplicar las pensiones, ya que al haber dos ingresos en cada hogar pueden mejorarse las condiciones de la población y avanzar hacia la igualdad, tal como lo ha señalado la CEPAL.

La entrevistada manifestó que de acuerdo con el Estudio Económico para América Latina 2018 de la CEPAL, a nivel mundial persiste un panorama de tensiones comerciales y geopolíticas provocadas en gran medida por las políticas económicas impuestas por Donald Trump, por lo que para contrarrestar dicha situación los países de América Latina deberían fortalecer las alianzas entre ellos no sólo en materia comercial, sino en otras áreas de intereses comunes.

Como una muestra de lo anterior, dijo que deberían aprovecharse las complementariedades de los países latinoamericanos, y en el caso de México, en lugar de importar una parte importante de la canasta alimentaria de los Estados Unidos de América, podría aprovechar los mercados agrícolas de Sudamérica, los cuales son superavitarios en cuestiones de alimentos, por lo que, además del beneficio obtenido, reduciría la dependencia de nuestro país con el vecino del Norte.

Sobre la idea anterior, aclaró que actualmente el problema para proceder en la forma señalada, son los altos costos del comercio con América Latina, en comparación con los existentes con América del Norte, pero explicó que si se realizaran acuerdos con los países sudamericanos que redujeran dichos costos y se invirtiera en la infraestructura adecuada para exportar y se priorizara la conectividad, sería factible y conveniente utilizar esta estrategia.

Alicia Bárcena aseguró que la integración productiva va ligada con la inversión pública, y como ejemplos señaló los proyectos del próximo gobierno que encabezará López Obrador del Tren Maya, la descentralización de las dependencias gubernamentales, la conexión de Coatzacoalcos y Salina Cruz, que además de ser útiles y propiciar beneficios económicos en las regiones del país, resultan de utilidad para atraer inversión privada local y extranjera.

La entrevistada se refirió a la conveniencia de coordinar a la inversión pública con la privada, debido a que: “se deben identificar sectores productivos que fomenten el interés de otras naciones para instalar su capital en el país, como lo ha sido el sector automotriz y el aeroespacial, y como podría ser el sector digital y de telecomunicaciones. Para conocer cuáles son los sectores con potencial habría que considerar a las empresas privadas también”.

Otro aspecto importante que destacó la secretaria ejecutiva de la CEPAL fue el proyecto del próximo gobierno de México de conectar a todo el país por medio de la banda ancha, ya que no sólo beneficiaría a la población, sino a las empresas.

Finalmente, en la entrevista que concedió al periódico El Economista, Alicia Bárcena dijo: “La conectividad, la demanda interna, la inversión y la integración de sectores estratégicos y regiones, pueden crear un círculo virtuoso que sea proinversión, proinclusión y proigualdad”.

Bibliografía

*ana.garcia@eleconomista.mx, 24 de agosto de 2018


© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter