Falta Crédito para Mipymes y Emprendedores en Jalisco



Según la opinión de los líderes empresariales y de académicos universitarios de Jalisco, las Mipymes requieren de mayores apoyos crediticios por parte de las instancias de gobierno y de la banca comercial.

¿Qué Sucede?

En Jalisco, tres cuartas partes de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), no tienen acceso a un financiamiento accesible y esto las obliga a recurrir a la proveeduría para continuar operando.

¿Por qué es Importante?

En Jalisco y en general en México, la mayor parte de las empresas son Mipymes, y sólo una minoría se considera corresponde a las grandes empresas, por lo que resulta prioritario crear nuevos mecanismos de apoyo crediticio gubernamentales y además, que la banca comercial proporcione apoyos más accesibles y con menos trámites.

¿Cómo Afecta?

Al no contar con los apoyos crediticios adecuados para las Mipymes, éstas recurren a la proveeduría para seguir operando, así como al apoyo de préstamos familiares u otras alternativas que propician adeudos importantes, bajan su rendimiento y en el peor de los casos provocan el cierre de las empresas.

Artículo Completo

Daniel Curiel Rodríguez, Coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), afirmó que en Jalisco, el 70 por ciento de las empresas no tiene un financiamiento accesible, y recurren a la proveeduría para financiarse.

“De las compañías, el 70 por ciento no cuentan un financiamiento accesible. Hoy la principal fuente de financiamiento de los negocios de cualquier sector son los proveedores, es donde normalmente se recargan, hay una falta de oferta de créditos, pero para la micro sí hay, FOJAL (Fondo Jalisco de Fomento Empresarial), que ha sido una fuente de financiamiento muy eficiente”, expresó.

En el mismo sentido, el Ing. Xavier Orendáin De obeso, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara, opinó que la banca debería apoyar a un mayor número de empresas.

“Es un hecho que las formas de financiamiento sean capital propio y vía proveedores; esta es una cadena de virtud para que la economía siga viva y haya dinero para todos”, agregó.

Además, comentó: “el crédito no está llegando a donde debería llegar, es importante que la banca siga apostando por México, que faciliten la gestión para que la cadena y todo el comercio pueda prosperar”.

Sobre esta misma temática, se considera que en Jalisco el 46 por ciento de los emprendedores se financian con el apoyo de sus familiares y el 23 por ciento busca el apoyo bancario o de instituciones financieras, de acuerdo a información del Monitor Global de Emprendimiento Jalisco 2015, patrocinado por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

El estudio fue aplicado a 643 jaliscienses, y de éste se desprende que otro 17 por ciento solicitó el apoyo de inversionistas privados, como inversionistas ángeles. Únicamente 3 por ciento piensa recibir apoyo de amigos o vecinos, pero nadie de su empleador o compañero de trabajo. El resto lo hace a través de otros mecanismos como agiotistas o microfinancieras, que en ocasiones les cobran hasta 50 por ciento del capital como interés.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) tienen problemas para financiarse, y básicamente los apoyan sus proveedores.

Quienes encabezan la Cámara de Comercio y el Consejo de Cámaras Industriales, coincidieron en opinar que la banca comercial tiene procedimientos complicados para otorgar financiamiento, e inclusive hay empresas que tienen problemas para recuperar su capital, lo cual complica su operación, crecimiento y subsistencia.

Daniel Curiel destacó que para las microempresas, el FOJAL es un organismo importante con mecanismos ágiles que las apoya con créditos blandos, mientras que en la banca comercial el crédito es caro y requiere de más trámites. Por lo que se refiere a las compañías grandes, mencionó que en ocasiones acuden a financiamientos internacionales.

“Donde estamos más atorados es en la empresa mediana donde no hay una oferta de crédito; la banca comercial no atiende ese mercado, estamos hablando de montos de 8 a 15 millones de pesos que es cuando un negocio consolidado necesita infraestructura o adquirir bienes y es el mercado más abandonado, al no estar cubierto, el financiamiento proviene de la proveeduría y se invierte en bienes de producción o activos fijos”, destacó.

Francisco Ernesto Navarrete Báez, autor del estudio: “Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas Ubicadas en la Zona Metropolitana de Guadalajara”, de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA) 2015, aplicó un cuestionario a 841 Mipymes, del cual se desprende que “en cuanto al financiamiento es necesario que se les otorguen mayores facilidades, ya que muchas están en estado de sobreviviencia y por ende no les alcanza para invertir en infraestructura, capacitación, mejora en condiciones laborales o cualquier otro recurso que los haga más competitivas y tengan la oportunidad de innovar a través del mismo”.

Por otra parte, la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (Enafin) 2015 del INEGI, aplicada a 3 mil 927 compañías consolidadas, señala que de aquellos entes económicos que tuvieron financiamiento en 2014, 76 por ciento fue a través de la banca comercial, seguida por los proveedores, los cuales son fuente de financiamiento para 31.7 por ciento de las empresas, mientras que los familiares y amigos financian a 8.7 por ciento.

El Enafin informó que el 51.4 por ciento de los negocios considera que el principal factor que puede limitar el acceso al financiamiento es el interés alto del crédito, mientras que 29.3 por ciento señala que se deben cumplirse muchos requisitos.

“El servicio bancario más utilizado es la cuenta empresarial con chequera, lo cual fue señalado por 55.9 por ciento de éstas, seguida por la banca por Internet, tal como lo indica 47.9 por ciento de las empresas”.

“El principal medio que usan las Mipymes para realizar sus operaciones financieras es la banca en línea, medio utilizado por 97.7 por ciento y 83.5 por ciento respectivamente, sin embargo, en las microempresas el principal medio es a través de las sucursales de las instituciones financieras, situación que se presenta en 75.4 por ciento”.

La investigación de la UNIVA revela que requieren de un apoyo técnico y financiero más práctico, que haga rentable a las Mipymes. Como ejemplo, se cita el caso de Salvador González dueño de un taller mecánico, quien acudió a una microfinanciera para adquirir un crédito por 10 mil pesos.“Pedí 10 mil pesos y debía pagarlos en 13 semanas de mil 070 pesos, en total son 13 mil 910, me cobraban 3 mil 910 de puro interés, se me hizo demasiado y mejor ando viendo con mis familiares para que me los presten”, señaló.

Para finalizar se informa que 46 por ciento de los emprendedores se financian con el apoyo de sus familiares, en Jalisco, mientras que 51.4 por ciento de las empresas considera que los intereses son altos en los bancos.

En síntesis, las autoridades federales, estatales y municipales que están próximas a iniciar sus labores dentro de un par de meses, deberán tener en cuenta esta problemática de la Mipymes, a fin de crear nuevos mecanismos de apoyo en materia de financiamiento, para impulsarlas, consolidarlas y hacer posible que continúen creando nuevos empleos.

Bibliografía

*El Diario NTR. Periodismo Crítico. 7 de septiembre de 2018.


© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter