México Baja en la Calificación de Competitividad del Foro Económico Mundial



Según el estudio más reciente de competitividad realizado por el Foro Económico Mundial (WEF), México ocupa el lugar 46 entre 140 países.

¿Qué Sucede?

México ocupa el lugar 46 del último estudio sobre competitividad realizado por el Foro Económico Mundial (WEF), dos lugares atrás que en la ocasión anterior, destacando entre sus calificaciones negativas la falta de solidez en sus instituciones, la inseguridad, el crimen organizado, el alza en los homicidios y la corrupción.

¿Por qué es Importante?

El estudio de competitividad que elabora el Foro Económico Mundial, nos permite conocer los aspectos positivos y negativos de los 140 países que son evaluados y detectar áreas de oportunidad para mejorar. Además, los resultados del estudio le sirven a los inversionistas para conocer la situación de los países y decidir dónde pueden invertir.

¿Cómo Afecta?

El haber descendido México dos posiciones en el estudio de competitividad del Foro Económico Mundial (WEF), provoca un impacto negativo, pues aleja a los inversionistas, sobre todo al conocer los motivos que provocaron dicha baja en la clasificación.

Artículo Completo

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la define como la capacidad para atraer talento e inversión. Además, entre los elementos de medición destacan: el orden y respeto por los derechos individuales, el respeto de la gente a los recursos naturales, la educación, la salud, la inclusión, el desarrollo económico, la infraestructura adecuada y la comunicación eficiente.

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), es una organización privada, internacional, independiente y sin fines de lucro, que involucra a líderes empresariales, políticos, intelectuales y sociales de todo el Orbe, los cuales, comprometidos a mejorar el estado del Mundo, buscan influir en sus agendas industriales, regionales y globales.

Fundado en 1971, bajo el nombre de Foro Gerencial Europeo, comenzó como una iniciativa de un grupo de líderes empresariales de Europa, dirigidos por el Profesor Klaus Schwab de Alemania, con el objetivo inicial de discutir estrategias coherentes para que las empresas europeas pudieran enfrentar los desafíos del mercado internacional.

Con el tiempo pasó a convertirse en uno de los principales centros de referencia en el que gobiernos, empresarios e intelectuales de todo el mundo intercambiaban sus ideas. Dada su creciente influencia, en 1987 pasó a llamarse Foro Económico Mundial y lleva a cabo diferentes estudios realizados por especialistas sobre diversos temas entre los que se encuentran turismo, tecnología y competitividad.

Todos los años, el WEF realiza conferencias en distintas partes del mundo para tratar temas actuales de impacto global, entre las que destaca el Foro de Davos, en Suiza, donde normalmente participan los CEOs de las empresas más influyentes del mundo, Jefes de Estado e intelectuales de renombre internacional.

En la más reciente evaluación sobre competitividad realizada por el WEF, en la cual incorpora elementos de la llamada “cuarta revolución industrial”, México aparece en el lugar número 46, lo que representa un descenso de dos lugares con respecto al estudio anterior.

El Índice de Competitividad Global 4.0 mide la competitividad de 140 economías (90% del PBI mundial) a través de 98 indicadores organizados en 12 pilares considerados impulsores de la productividad: Instituciones; Infraestructura; Adopción de TIC; Estabilidad macroeconómica; Salud (Esperanza de vida); Educación y habilidades; Mercado de productos; Mercado de trabajo; Sistema financiero; Tamaño de mercado; Dinamismo de negocios y Capacidad de innovación. Para cada indicador, una escala de 0 a 100, indica el grado de avance de una economía hacia el estado ideal o “frontera” de competitividad.

El estudio, que incorpora los aspectos de la Cuarta Revolución Industrial, como capital humano, innovación, pensamiento crítico y resiliencia, bajo un cambio en la metodología del WEF, propició que nuestro país descendiera dos peldaños conforme a la aplicación de los 98 indicadores que conforman los 12 pilares de la competitividad.

Entre los aspectos que han impedido el avance de México en la competitividad, se encuentran: la inseguridad, el crimen organizado, la impunidad, las altas tasas de homicidios y la corrupción. En cambio, se consideraron como elementos positivos: la estabilidad macroeconómica, los acuerdos internacionales, el dinamismo empresarial y la extensión de su mercado.

Al ubicarse nuestro país en el lugar 46 con 64.6 puntos, aparece como la economía más competitiva de América Latina después de Chile.

Como áreas de oportunidad para mejorar se encuentra la del crimen organizado (lugar 139 de 140 países), tasas de homicidio (130), servicios policiacos no fidedignos (138) y la corrupción (113). De igual manera, debe mejorarse en lo concerniente al mercado laboral, pues hacen falta mejores políticas en este rubro y el respeto al derecho de los trabajadores (se calificó debajo del 100 en estos aspectos).

En lo concerniente a las habilidades de su población, México se ubicó en el sitio 86 dentro de las 140 economías analizadas, superado por Perú que se posicionó en el lugar 83; en habilidades digitales entre la población México fue el lugar 87; por el pensamiento crítico en la enseñanza ocupó el sitio 104, superado por países como Panamá que fue el lugar 100 o Pakistán en el lugar 42.

Los Estados Unidos de América aparecen en primer lugar en el estudio de competitividad del WEF, por su dinamismo empresarial, su cultura emprendedora, su mercado laboral y su buen sistema financiero. Además, se considera que el ecosistema de innovación estadounidense es uno de los mejores del mundo. Asimismo, el marco institucional del país muestra solidez.

Singapur, Alemania, Suiza y Japón ocupan las posiciones del 2 al 5, seguidos de Holanda, Hong Kong, Reino Unido y Dinamarca.

Singapur, Japón y Hong Kong disponen de infraestructura y conectividad física y digital de categoría mundial, estabilidad macroeconómica, un importante capital humano y sistemas financieros perfectamente desarrollados.

Según Manuel Molano, director general del IMCO, los resultados del estudio del WEF revelan que México muestra debilidad en las instituciones y el estado de derecho, por lo cual el próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, deberá tener especial cuidado en impulsar estos aspectos.

Por su parte, José Manuel López, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, consideró que nuestro país tiene el potencial suficiente para remontar el descenso registrado en el estudio del WEF. Para ello, deberá aplicar estrategias encaminadas al fortalecimiento del estado de derecho y el combate a la corrupción, rubros que se ha comprometido a atender el futuro presidente de México.

Bibliografía

  • Página en Internet del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

  • Resultados del Estudio de Competitividad del Foro Económico Mundial (WEF).

  • El Informador. 17 de octubre de 2018.


© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter