Las Empresas de Tecnología Financiera Avanzan

Actualizado: 12 de mar de 2019


Las empresas de tecnología financiera (fintech), han registrado un aumento importante en México y particularmente en Guadalajara, y la ley que las regula requiere ser modificada para darles un mayor impulso.

¿Qué Sucede?

En países como el Reino Unido, las empresas de tecnología financiera cuentan con una regulación avanzada que les permite proporcionar servicios de calidad; en México ha aumentado el número de fintech que prestan sus servicios, y aunque se encuentran reguladas, se requiere modificar la ley vigente para ampliar y potenciar sus servicios.

¿Por qué es Importante?

Las fintech representan una buena alternativa en materia de servicios financieros, que en otros países cuentan con buena aceptación por parte de los usuarios y compiten con los bancos; en el caso de nuestro país, aunque han prosperado, no todas las personas confían en ellas y prefieren aún los servicios bancarios tradicionales, por lo que se requiere una mayor difusión de las mismas y de las ventajas que ofrecen.

¿Cómo Afecta?

Debido a que las fintech se encuentran reguladas en México y utilizan medios tecnológicos para operar, representan una buena alternativa para efectuar diversas operaciones financieras, e inclusive han mostrado un crecimiento importante, pero se requiere contar con una legislación más agresiva para potenciarlas.

Artículo Completo

Las empresas de tecnología financiera, conocidas como fintech, prestan servicios financieros por medio del uso de tecnologías de la información, y gracias a éstas los usuarios pueden obtener préstamos de manera instantánea, vender o comprar propiedades o invertir.

Dichas empresas han registrado un avance importante en Guadalajara, según lo revela el estudio Fintech Radar, de la aceleradora Finnovista, ya que en un año hubo un incremento de 30% en el número de este tipo de empresas en la capital jalisciense, al pasar de 23 compañías en julio de 2017 a 30 en el mismo mes de 2018.

Esta información nos revela que Guadalajara superó a Monterrey, ciudad en la que se han establecido 20 fintech, pero aú se encuentra lejos de alcanzar a la Ciudad de México en la que hay más de 200.

Según Roberto Aguilar, director de la Sociedad de la Información y del Conocimiento, de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología (SICyT) del gobierno del Estado de Jalisco, el crecimiento registrado en las fintech obedece al potencial creciente de la tecnología en la Entidad y a la participación activa de un buen número de jóvenes especializados en esta temática, cuya edad promedio es de 25 años, así como a la intervención de alrededor de 10 mil ingenieros y técnicos, de los cuales 6 mil están especializados en alta tecnología.

David García, fundador de Digitt, coincidió con lo anterior y destacó el incremento de las fintech, en el área metropolitana de Guadalajara, además del aumento en el número de ingenieros y de técnicos especializados, por lo que se ha construido un liderazgo en este tipo de empresas.

En el ámbito nacional, de julio del 2017 a julio del 2018, el ecosistema fintech creció 40%, al pasar de 238 empresas a 334, con lo cual México se ubica en el segundo lugar de América Latina con este tipo de compañías, sólo atrás de Brasil que cuenta con 377.

Roberto Aguilar opinó que existe una gran oportunidad en México para que crezca aún más el número de las fintech, debido a la deficiencia de los servicios bancarios y a las altas tasas de interés que manejan los bancos en sus tarjetas, de más del 50%, lo que resulta ilegal en otros países.

Agregó que, al haberse publicado en marzo del 2018, la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, esto impulsará al sector, debido a que protege y da certeza jurídica a los clientes.

David García y Roberto Aguilar estuvieron de acuerdo en que se requiere dar una mayor difusión a las fintech, para que los particulares conozcan sus beneficios y la forma en que operan.

Volviendo a la parte normativa, ambos consideraron que los límites de las operaciones y los requisitos para que las personas puedan invertir en las fintech, son aspectos que deberán ser revisados y mejorados en la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera.

Por su parte, Hugo Blum, fundador de la empresa “100 Ladrillos” y Rubén Chapa, fundador de “Yo Te Presto”, startups jaliscienses, consideraron que aún con el nuevo marco regulatorio de las fintech, tienen características que les impiden competir con instituciones financieras tradicionales. Muestra de ello es que pusieron límites de operaciones muy bajos, quizá con el fin de proteger a los usuarios, lo que propicia el establecimiento de empresas muy pequeñas.

De acuerdo con los proyectos de leyes secundarias de la ley mencionada, las personas que estén interesadas en pedir un préstamo en una fintech, podrán hacerlo por un monto máximo de 300 mil pesos, cantidad que resulta muy baja para impulsar un negocio según varios emprendedores.

Rubén Chapa, destacó además las restricciones a quienes pretenden invertir en estas compañías y afirmó: "En mi plataforma (Yo Te Presto) somos un facilitador para pedir prestado y prestar dinero, lo que le llaman crowdfunding. Por ejemplo, si alguien quiere ver qué tal le va prestando dinero y quiere invertir sólo 500 pesos, le tengo que pedir su RFC, a qué se dedica, capacidad de préstamo, que verifique su identidad y toda una serie de cosas que no van a estar de acuerdo con lo que se quiere invertir”. Agregó que es una medida de protección contra el lavado de dinero, pero en el caso de las cuentas bancarias tipo uno y dos, dependiendo del dinero con que se abra la cuenta, sólo se requiere proporcionar el nombre y presentar un comprobante de domicilio, por lo que deberían ser procedimientos similares y sólo cuando se trate de cantidades mayores, solicitar más requisitos.

A nivel internacional, una de las regulaciones más completas en este rubro es la del Reino Unido, país que pretende posicionar a Londres como la capital fintech. En dicha ley no existe ningún límite de préstamo a través de crowfunding y aunque los inversores deben acreditar su identidad, una parte del dinero puede ser deducible de impuestos, dependiendo del monto, lo que no sucede en la norma mexicana.

Aunque la normatividad vigente en nuestro país tiene limitaciones, la mayoría opina que representa un paso importante para normar a las fintech y quienes tienen empresas de este tipo se reunirán con el equipo de Andrés Manuel López obrador, futuro presidente del país, para revisar la ley actual y mejorarla.

Entre las fintech, cuyos representantes opinaron sobre este tipo de empresas, Digitt se fundó en enero de 2018, y se dedica a refinanciar deuda de tarjetas de crédito con tasas muy bajas, derivado esto de malas experiencias bancarias. La empresa ha crecido con rapidez un 50 por ciento cada mes, por lo que planea ampliar su cobertura a nivel nacional.

La empresa “100 Ladrillos” se creó en el 2018, con el fin de democratizar la compra de bienes inmuebles con la ayuda de la tecnología (es una inmobiliaria digital). Da la posibilidad de que los particulares puedan comprar bienes raíces en fracciones, a fin de que esto le genere rentas y plusvalías.

La fintech “Yo Te Presto”, nació en el año 2015. Es una empresa de crowfunding en la cual las personas pueden prestar y pedir prestado al momento con tasas bajas (conectan a particulares que requieren un préstamo, con otras personas o instituciones que quieren fondear a cambio de un rendimiento justo. Ha prestado más de 180 millones de pesos y tiene 350 mil usuarios registrados.

En síntesis, y debido a los avances constantes de la tecnología, ante las fintech se presenta un buen panorama de crecimiento, en nuestro país, aunque habrá que realizar adecuaciones a la normatividad vigente para impulsarlas.

Bibliografía

*Mural. 5 de noviembre de 2018.

© 2019 por INSPIRING. Todos los derechos reservados. Zapopan, Jalisco, México.

Newsletter